Un acertijo, los acertijos

Mira esta secuencia y dime cómo sigue:

UNO
DOS
TRES
CATORCE

Si crees que lo sabes, compruébalo aquí:

¿Necesitas una pista? Seguro que no, pero puedes pinchar aquí.

Dice esta entrada del original blog Pasatiempos matemáticos de la prensa:

[…] el sudoku, aunque aparezcan números, no es propiamente un pasatiempo matemático, pues los números pueden ser sustituidos por letras o figuras.

Como respuesta, dice Marcus du Sautoy en Los misterios de los números:

No hay que creer a quienes dicen que no se necesitan matemáticas para resolver estos rompecabezas. Lo que quieren decir es que no es una cuestión de aritmética: el sudoku es esencialmente un juego de pura lógica. El tipo de razonamiento lógico que le conduce a uno a decidir que debe ir un 3 en la esquina inferior derecha es precisamente el que se usa en matemáticas.

Apoyo a du Sautoy: un razonamiento deductivo tiene más matemáticas que las sumas y las restas. Pero las matemáticas son más que un sudoku. La abstracción y la imaginación, por ejemplo, marcan la diferencia.

Por su parte, los acertijos —los buenos— exigen una chispa, un ajá, un mirar de otra manera que los emparenta con las mejores matemáticas. Sirva este alegato para justificar el acertijo de hoy y los que pretendo que aparezcan en el futuro. Te invito a sufrir con tu aparente incapacidad inicial y a disfrutar la dicha de la iluminación final.

Deja un comentario